#076

Felip Pedrell
(Tortosa, 1841- Barcelona, 1922)





De niño, ingresó en la escolanía de la Catedral de Tortosa, donde fue discípulo de Juan Nin Serra y se inició en el conocimiento de la polifonía española e italiana del siglo XVI. Al salir de la escolanía continuó con sus estudios de manera autodidacta.

En 1873 se instaló en Barcelona como segundo director de orquesta del Teatro Circo Barcelonés. Durante esa etapa obtuvo éxito con varias zarzuelas y compuso óperas como Quasimodo (1875) Cléopâtre (1878). También escribió numerosos artículos de temática musical, folletos y una pequeña enciclopedia sobre piano. En 1876 se trasladó a Roma donde trabajó en la Biblioteca Vaticana, y posteriormente durante dos años en París. Los tres años de estancia en Europa le motivaron a continuar con la composición y la investigación musicológica.

En 1881, se estableció en Barcelona dedicándose sobre todo a escribir e investigar. En 1883 entró como maestro de capilla en la Iglesia de Santa Ana y compuso la ópera "Los Pirineos" con libreto de Víctor Balaguer. Preocupado por el tema de la ópera nacional, redactó el opúsculo "Por Nuestra Música" que acabó convirtiéndose en un auténtico manifiesto del nacionalismo musical.

En 1894 se trasladó a Madrid, donde estrenó su ópera "La Celestina". Fue nombrado catedrático de conjunto vocal del Conservatorio de la capital, ingresó en la Academia de Bellas Artes y asumió la cátedra de estética y de historia de la música. Empezó a publicar entre otras obras importantes un diccionario biográfico y bibliográfico de músicos y compositores ibéricos e iberoamericanos, y las obras completas de Tomás Luis de Victoria.

En 1904 regresó definitivamente a Barcelona. Estableció entonces vínculos con el Institut d’Estudis Catalans y el Orfeó Català, impulsó la creación del departamento de música de la Biblioteca de Cataluña. Continuó publicando numerosas obras en el campo de la musicología.

Felip Pedrell fue uno de los primeros músicos catalanes en contactar con la música extranjera, hecho esencial que nos permite definir sus tendencias musicales como compositor. También fue uno de los introductores en España de la música de Wagner. Estudió la música catalana y española medieval y renacentista, con un interés destacado por el folclore. Inició el primer contacto con la musicología internacional y fundó los estudios musicológicos en España. Destacó como editor de música y de recopilaciones de artículos. Renovó el lenguaje musical e inició el teatro lírico nacional. La destacada calidad de su música quedó escondida tras su fama de erudito. El número de discípulos de primer nivel que tuvo fue enorme, entre ellos: Albéniz, Granados, Falla y Gerhard. Fueron ellos los que acabaron llevando a la práctica el ideario musical del maestro desarrollando el nacionalismo español.



¿QUIERES CONOCER MEJOR EL ARTISTA?

Archivo Felip Pedrell de la Biblioteca de Catalunya


OBRAS INTERPRETADAS

Elegia a Fortuny (Nocturn-Trio nº 1) per a trio con piano

Nocturn-Trio op. 55 nº 1 para violín, violonchelo, piano y harmonium

Nocturn-Trio op. 55 núm 2 para violín, violonchelo, piano y harmonium



SÍGUENOS